ÉXITO DE UN TRATAMIENTO DE REHABILITACION ORAL


El éxito de cualquier tratamiento realizado en cavidad oral como coronas dentales, prótesis fija, prótesis removibles, implantes dentales, diseños de sonrisa, entre otros ; dependerá principalmente del cuidado del paciente posterior a la realización del procedimiento, que incluye el acatamiento a las recomendaciones dadas por el odontólogo al finalizar y la asistencia periódica a controles con el profesional, para así evitar el fracaso del mismo y poderlo prolongar al máximo, manteniendo una salud dental adecuada junto con un perfecto funcionamiento de todo el sistema masticatorio.
Hay distintos factores que pueden generar un gran impacto sobre el éxito de cualquier tratamiento realizado, dentro de estos encontramos:

  • Inadecuada higiene oral: la presencia de placa bacteriana a causa de los restos alimenticios que no se removieron adecuadamente y son alojados y adheridos a las estructuras dentales, tejidos orales, aparatos protésicos removibles (prótesis) y fijos (coronas, implantes, carillas) puede generar inflamación de los tejidos generando enfermedades como gingivitis (inflamación de la encía, sangrado, retracción de encía la cual aleja la encía del diente) y periodontitis ( abscesos en encía, mal aliento, dolor a la masticación, movilidad dental , perdida de dientes) que con el tiempo van a llevar a una desadaptación de los tratamientos realizados, al perder dientes que soporten las prótesis o las coronas, influir sobre la integración del implante al hueso y cambian la estética de la sonrisa del paciente.
  • Consumo de tabaco: el habito de fumar genera a largo plazo una disminución en la producción de saliva llamado xerostomía, esto a su vez influye sobre la acumulación de placa bacteriana al aumentarla, ya que la saliva permite que los alimentos se muevan y no se adhieran a las estructuras, de no ser así se favorece la aparición de caries, gingivitis y periodontitis.
  • Consumo de alimentos duros: masticar alimentos duros como hielo, caramelos o los más letales patacones y chicharrones pueden generar fracturas tanto de las prótesis o coronas como de los mismos dientes, y así mismo el exceso de fuerza para poder masticarlos genera un debilitamiento de los tejidos a los cuales se integran los implantes.
    RECOMENDACIONES PARA EL ÉXITO
    Los anteriores mencionados son los factores más comunes que conllevan al fracaso de cualquier tratamiento, por lo tanto, es necesario que el paciente asista a su odontólogo de confianza periódicamente para realizar una valoración del estado actual del tratamiento realizado, como el estado de adaptación de las prótesis y las coronas, que no haya movilidad en los implantes, que no haya presencia de dolores o inflamación y que tome las medidas pertinentes, de acuerdo a lo que observe clínicamente para su éxito a largo plazo, como una limpieza profunda para remover adecuadamente la placa bacteriana adherida y el tártaro endurecido; corrección de las superficies de las prótesis o coronas que pueden generar incomodidad en la lengua, las mejillas o incluso ajustar la mordida adecuada; dentro de otras recomendaciones, que lleven a la satisfacción y bienestar del paciente e incluso a reducir la inversión económica y de tiempo en nuevos tratamientos, a causa de la disminución en la vida útil de los tratamientos realizados anteriormente.